Ampliación ERL


La azotea de un edificio de cinco niveles fue repartida entre los cuatro propietarios que se ubican inmediatamente bajo ésta, lo que les da la posibilidad de ampliar sus viviendas hacia arriba. El proyecto contiene dos espacios nuevos (área de juegos y estudio) que se encuentran estrechamente relacionados entre si y ofrecen posibilidades que no tienen los espacios convencionales del departamento original: relación con el exterior, techos inclinados y dobles alturas.
Este proyecto se enmarca dentro de un amplio debate sobre la necesidad de utilizar las azoteas como zonas ajardinadas, por lo que se utilizó la vegetación como límites para crear un lugar. Los materiales utilizados se eligieron tomando en cuenta la lógica de agregar el menor peso posible a la estructura existente.